martes, 19 de octubre de 2010

Simbiosis de bolsillo.

Esta entrada, pretende ser una introducción a una serie de artículos sobre relaciones bacterianas.



En la mayoría de los documentales o en el lenguaje de la calle, "simbiosis" es sinónimo de ayuda y relación entre dos organismos, cosa que no es cierta.

Dice la wiki:

El término simbiosis (del griego: σύν syn "con"; y βίωσις biosis "vivir") hace referencia a la relación estrecha y persistente entre organismos de distintas especies. A los organismos involucrados se les denomina simbiontes'


Por ello tenemos que diferenciar los distintos tipos de simbiosis.

-Parasitismo.
-Mutualismo.
-Comensalismo.

El parasitismo, por razones etimológicas, o por que somos tontos, hay que concretarlo. Llamamos parásito a cualquier protozoo, hongo, o nemátodo que dañe al hospedador. Mientras que si los que dañan al hospedador son virus, bacterias o levaduras, los llamamos patógenos. Pero tanto unos como otros son organismos que dañan a su hospedador para obtener un beneficio propio.


El mutualismo, es en base lo que solemos entender por "simbiosis" cuando dos organismos de distinta especie tienen una relación "persistente" positiva, aportando beneficio, a corto y medio plazo a ambos.


El último caso es el comensalismo. Este nos indica que un organismo vive en relación estrecha y persistente con otro de distinta especie. Pero que sólo uno obtiene ventaja, eso si, sin perjudicar al hospedador.

En el caso de los microorganismos, que es de lo que hablamos aquí principalmente, contamos con una tremenda "microbiota normal", en su mayoría comensal. Su presencia estrictamente no nos aporta casi nada, algunas vitaminas y nutrientes en el caso de las intestinales, pero poco más. De hecho incluso se puede sobrevivir sin presencia de microbiota normal, claro está asumiendo que tampoco habría relación con otras bacterias.



En este punto, podríamos preguntarnos, ¿cómo hace el cuerpo para permitir que unas bacterias crezcan sobre sus epitelios y otras no?.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada