lunes, 2 de noviembre de 2009

Micro-Cazadores, Segunda parte. (Vampirococcus)

Bueno, esta entrada tendría que haber salido bastante antes del horno, y casi habría ido a juego con mi disfraz de vampiro en jalogüin, pero el tiempo últimamente es uno de mis bienes más escasos, le dedicaría más tiempo a esto si me diesen algún que otro crédito, pero qué se le va a hacer !


Continuando con la temática de bacterias cazadoras, le llega el turno a Vampirococcus.
Si, Vampirococcus a secas. y es que según el Phylogenetic Diversity and Evolution of Predatory Prokaruotes, la filogenia de esta bacteria es aún desconocida.

Hablando de lo conocido, podemos ver que es una bacteria gram negativa tipo coco de 0.6 μm, es aerobia facultativa, lo que quiere decir que le gusta estar en sitios con oxígeno, pero bueno si hay que irse a algún lugar poco oxigenado para comer, se hace el sacrificio.

El principal hábitat de vampirococcus son los lagos meromícticos, cerca de las zonas donde habitan las bacterias púrpuras del azufre.

Esquema de lago meromíctico y ciclo del azufre

Las bacterias púrpuras, en especial las Chromatiales son organismos anaerobios o microaerófilos. A diferencia de las plantas, no usan agua como agente reductor, así que no producen oxígeno. En lugar de O2 usan H2S. En otras palabras, usan la luz cómo las plantas o las algas para producir su alimento. Pero aún no son tan eficientes energéticamente, y en lugar del agua usan el azufre como materia prima, por decirlo de alguna forma.


(Chromatium spp.)

Pero bueno empecemos con lo divertido, el proceso de "caza".
Por su nombre ya os imaginareis por donde va la cosa. Vampirococcus se concentra en la zona más baja del hábitat de Chromatium spp. La razón para colocarse en la zona más baja parece obedecer a fines estratégicos de caza. En la zona más baja las bacterias púrpuras están en peores condiciones, quizás más débiles.
Aún no se sabe si localiza a su presa, o sólo se coloca en una zona en la cual es muy probable el encuentro fortuito.
El caso es, que una vez se encuentran Vampirococcus se pega a su presa y usando unos puentes citoplasmáticos penetra la membrana de nuestro pobre y fotosintético amigo. Vampirococcus clava sus puentes citoplasmáticos a modo de dientes, y baila tranquila y lentamente mientras va succionando todo el juego (citoplasma) de la pobre y enorme bacteria purpura.

Quizás alguno penséis, "lo único que hace es chupar la "sangre", ese nombre se lo debieron dar para llamar la atención, cuando podrían haberla llamado garrapatacoccus, o sanguijuelacoccus."

Pero hay una razón. Las bacterias púrpuras se conocen por ser uno de los géneros con bacterias de mayor tamaño. Mientras que Vampirococcus es pequeñísima. Para hacernos una idea, si Vampirococcus midiese medio metro, una bacteria púrpura podría medir perfectamente quince o veinte metros.

Con esta diferencia de tamaños, podríamos pensar en Vampirococcus cómo en una pulga chupa sangre, pero nada más lejos de la realidad. Vampirococcus una vez empieza a succionar el citoplasma de su presa, no para hasta dejar sólo la carcasa vacía. Además casi cómo ocurría en el caso de Bdellovibrio, mientras Vampirococcus va alimentándose, se divide. Es más, según parece no puede dividirse si no es matando y alimentándose de otras bacterias.


Por último me gustaría añadir que en todas las fuentes consultadas nombran a España como lugar de estudio, concretamente los lagos situados en el norte. Dudo que sea exclusiva de aquí. Pero está bien eso de ser referencia de vez en cuando.


Vampirococcus en acción




Referencias:


http://www.springerlink.com/content/q6t867292x85166r/ (Chromatium minus y Vampirococcus)

http://www.springerlink.com/content/xw70vp5566558m45/

http://www.bio.ku.dk/nuf/research/sulfur.htm (bacterias púrpuras, imagen)

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC323246/pdf/pnas00311-0181.pdf (guerrero)

http://web.mst.edu/~microbio/BIO221_2007/Vampirococcus.htm (en inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada